9 Errores de compradores de casa por primera vez - Juan Cano

1493 N Shore Rd, Revere

MA 02151

+1 (617) 230 - 1486

Nos encantaría hablar contigo!

Lunes - Viernes

8:00 am - 06:00 pm

9 Errores de compradores de casa por primera vez

Hacer la compra más grande de tu vida significa que probablemente cometerás algunos errores.

Una casa es una de las compras más importantes que una persona hará en su vida. Sin embargo, como todo, presenta algunos desafíos que, con la preparación adecuada, son fáciles de evitar.

A pesar de una extensa investigación, hay muchos errores que cometen los compradores de casa por primera vez. Algunas personas pueden estar demasiado ansiosas por comenzar a buscar una casa y no considerar todas las implicaciones.

Afortunadamente, llegaste al lugar correcto. Preparamos una lista para facilitarte este proceso.

Ser propietario de una vivienda es una experiencia única y queremos ayudarte a que sea memorable.

Ya sea que seas nuev@ en el proceso o que no lo hayas hecho en años, es esencial comprender lo que implica esta importante decisión de tu vida.

Además de saber dónde se encuentran los peligros potenciales, aprenderás sobre lo que puedes esperar y cómo saber cuándo has encontrado tu casa ideal.

1. Buscar la casa antes de una solicitud de hipoteca

¡Un error muy común de los compradores de casa por primera vez!

Los propietarios de viviendas desde hace mucho tiempo a menudo están familiarizados con el dicho sobre la compra de viviendas: “El banco es dueño del lugar antes que usted”.

Reconocen que la mayoría de los vendedores no quieren arriesgarse a aceptar una oferta de un comprador que no ha obtenido financiación. Vender una casa no es como comprar un auto con puntos de tarjeta de crédito.

Muchos compradores de vivienda por primera vez comienzan a buscar casas sin hablar con un prestamista hipotecario: ¡esto es un error!

El mercado de la vivienda es hipercompetitivo, por lo que debes organizar todo tu financiamiento por adelantado, o perderás frente a otros compradores que pueden hacer una oferta firme porque ya han presupuestado el costo de su nueva casa.

Si las tasas suben antes de presentar una oferta por una casa, podrías terminar pagando más de lo esperado, especialmente si la tasa de tu hipoteca es más alta que el promedio cuando vas a cerrar la venta.

El mejor consejo que te podemos dar es: obtén una pre aprobación lo antes posible para que sepas exactamente cuánto puedes pagar por la casa antes de visitar jornadas de open houses y mirar casas en vecindarios con cierta disponibilidad y competencia con otros compradores.

[Artículo Relacionado: Aumenta la pre aprobación de tu préstamo hipotecario]

Lo que debes hacer:

No te dejes atrapar por el amor de una casa que no es adecuada para el financiamiento. Habla con un agente de bienes raíces y un corredor de hipotecas sobre cómo obtener una aprobación previa antes de seguir adelante con la búsqueda de tu casa. Te ayudará a asegurarte de que no estás perdiendo el tiempo en una propiedad que no puedes pagar y a concentrarte en la correcta para tus finanzas.

2. Confiar únicamente en un solo prestamista

Uno de los errores más grandes de lo compradores de casa por primera vez es que no comparan las cotizaciones de varios prestamistas diferentes.

Si estás en el mercado para encontrar una casa, piénsalo dos veces antes de ir simplemente con el primer prestamista o banco que alguien te ofrezca. Más aún si es la primera vez que compras una propiedad.

Asegúrate de obtener una buena oferta y las mejores tasas hipotecarias comparando varias instituciones crediticias y sus paquetes de beneficios, tasas de interés y tarifas.

Lo que debes hacer:

Obtén cotizaciones de al menos tres bancos diferentes y, si es posible, de un agente hipotecario (mortgage broker).

Los bancos que se especializan exclusivamente en préstamos hipotecarios para nuevos compradores son la mejor opción porque a menudo pueden ofrecerte más dinero que un banco normal.

Intenta obtener cotizaciones de tarifas en el mismo día, ya que las tarifas cambian constantemente.

Compara las tasas de interés, las tarifas de los prestamistas y los términos de los préstamos.

Querrás encontrar un préstamo con tasas de interés bajas y tarifas de prestamista asequibles. Por ejemplo, algunos préstamos tienen tasas de interés más altas pero tarifas de prestamista más bajas, lo que los convierte en una mejor oferta que las opciones de préstamo comparables con tasas de interés más bajas pero tarifas más altas.

También querrás considerar el servicio al cliente y la capacidad de respuesta del prestamista cuando busques un prestamista porque ambos pueden hacer que el proceso de compra de tu casa se desarrolle sin problemas.

Tu agente de bienes raíces puede ayudarte a encontrar el mejor prestamista y explicarte los tipos de préstamos que existen y para cuáles podrías calificar según tus condiciones específicas.

3. Gastar de más en una casa

Hay muchas características atractivas en las casas, y puede ser difícil comprometer algunas de esas características al buscar tu casa ideal.

Recuerda que la casa es solo la base para un futuro juntos, no el objetivo final.

Además, todos sabemos que se espera que los precios inmobiliarios aumenten con el tiempo, por lo que es imperativo controlar bien tu presupuesto para no gastar de más y ahorrar más para otras inversiones.

Lo que debes hacer:

Echa un vistazo a los pagos mensuales que puedes esperar pagar después de comprar una casa. Considera tus gastos actuales (carro, seguros, mercado, etc.) más los pagos de la hipoteca contra lo que tienes disponible para gastar mensualmente.

Al determinar cuánto puedes gastar en tu próxima casa, es aconsejable considerar todos los aspectos de tus finanzas.

Además, dile a tu corredor o prestamista exactamente lo que necesitas durante este proceso. Dado que proporcionarán el préstamo, necesitan conocer el riesgo asociado con la entrega de su inversión.

Tu agente de bienes raíces puede aproximar la cantidad de dinero que el banco puede prestarte, cuánto será tu pago mensual, cuánto será tu retorno o tu gasto total si decides comprar una casa multifamiliar y alquilar las otras unidades.

[Artículo Relacionado: ¿Cuánto dinero se necesita para comprar una casa?]

4. Apurar el proceso

Comprar una casa puede ser complicado, particularmente cuando se trata de todo el papeleo.

Apurar este proceso puede costarte más adelante, por lo que es importante ser paciente y planificar bien todo este proceso.

La paciencia es clave aquí.

Ahorrás algo de dinero si tomas con cuidado todas las decisiones con respecto a esta importante compra. Cada detalle es fundamental.

Lo que debes hacer:

Crea una línea de tiempo que detalle cuándo comprarás tu casa al menos un año antes de la compra.

Ten en cuenta que se necesita alrededor de un año de trabajo para reparar el crédito y ahorrar suficiente dinero para hacer un pago inicial considerable para calificar para lo que se conoce como una aprobación previa.

Asegúrate de comenzar a trabajar para aumentar tu puntaje crediticio y pagar cualquier deuda que pueda tener un efecto adverso, como préstamos bancarios, etc.

5. Usar tus ahorros

¡No agotes por completo tus finanzas en el pago inicial y los costos de cierre!

Ojo: No todos los costos de cierre deben ser pagados por el comprador. A veces, el vendedor se hace cargo de algunos de estos costos, y el agente de bienes raíces puede ayudar a determinar qué costos de cierre debe pagar el comprador según su situación específica.

Puede parecer que pagar el 20% del precio total de la casa por adelantado te ayudará a evitar tener que pagar más en los pagos de tu hipoteca mensualmente.

Sin embargo, puedes estar arriesgando tus ahorros por cualquier evento inesperado.

Lo que debes hacer:

Es esencial tener una red de seguridad financiera.

Considera no agotar las cuentas de ahorro o jubilación que podrían usarse en caso de emergencia (como desempleo prolongado, enfermedad o discapacidad, etc.).

¡Vaciar tus fondos de reserva al comprar tu casa es arriesgado!

En su lugar, encuentra otras formas de aprovechar estos fondos para pagar un pago inicial considerable. Por ejemplo, puedes hacer trabajos secundarios temporales para ganar dinero adicional.

Las decisiones hay que tomarlas en base a números, y si se va a correr un riesgo es porque la ganancia vale la pena correr ese riesgo.

6. Asumir que tienes buen crédito

Antes de solicitar una hipoteca, un prestamista hipotecario examinará tu informe de crédito para determinar si eres un buen candidato para el préstamo.

A veces, el prestamista volverá a consultar tu puntaje de crédito antes de la aprobación final o incluso en el cierre del préstamo solo para asegurarse de que todo vaya bien.

Esto se debe a que puede surgir nueva información financiera y cambiar tu elegibilidad para recibir financiamiento de alguna manera.

Lo que debes hacer:

Mantén tus finanzas bajo control durante todo el proceso de compra.

No abras nuevas tarjetas de crédito, ni cierres cuentas existentes, tampoco obtengas nuevos préstamos ni hagas compras grandes en cuentas de crédito existentes hasta que tengas un contrato ratificado y te hayas mudado a tu nuevo hogar.

Paga tus saldos existentes por debajo del 30% de tu límite de crédito disponible y paga todos los costos asociados con la compra de una casa a tiempo, en su totalidad además de eso, y analiza los planes de pago de la hipoteca si es necesario.

7. Pasar por alto la ubicación de la casa

Elegir una casa que cumpla con todos tus criterios es importante, ¡pero también lo es su ubicación y vecindario! 

Escoger un área que te interese puede mejorar tu calidad de vida y la de tu familia.

Supongamos que no es el lugar adecuado para ti. En ese caso, lo sabrás apenas te mudes, así que no te detengas en si te gusta o no cómo se ven los pisos o qué electrodomésticos vinieron con la compra.

Te recomiendo que prestes atención a cómo interactúan los vecinos potenciales en el día a día.

Lo que debes hacer:

Decide qué es lo más importante para ti en una comunidad y haz la tarea de analizar el lugar.

Considera factores como la reputación de las escuelas en caso de que tengas o busques tener hijos, el tiempo de transporte hacia tu trabajo o lugares recurrentes y otros factores según tus necesidades y preferencias.

Podrías visitar el vecindario en diferentes momentos para determinar si este sería un vecindario en el que te interesaría vivir.

8. Dejarse llevar por las emociones

Comprar una casa es sin dudas algo muy emocionante ya que es el sueño de muchos de nosotros.

Después de encontrar la casa adecuada y hacer una oferta, es posible que entres en una guerra de ofertas con otros compradores.

A veces, los compradores que hacen más dinero pagarán más por una propiedad que los compradores de casa por primera vez porque tienen más dinero para invertir.

Planifica teniendo un fondo de emergencia de al menos 6 meses de tus gastos de manutención. Entonces, si sucede algo inesperado, todavía tendrás suficiente para cubrir todos los costos sin tener que retractarse de tu compra.

Los mercados inmobiliarios van y vienen, por lo que siempre debes tener contingencias al comprar una propiedad. ¡Asegúrate de comprender cómo serían tus pagos con el tiempo antes de firmar cualquier contrato!

Lo que debes hacer:

Trate de mantener una distancia emocional de tu casa. El presupuesto es esencial para hacer que la compra de una casa funcione. Invertir emocionalmente demasiado en una iniciativa de vivienda puede dejarte con un futuro limitado.

9. Calcular mal los gastos de propiedad de la vivienda

Como propietario, serás responsable de varios gastos anuales para mantener tu propiedad al día y en buen estado.

A veces, estas cosas pueden acumularse rápidamente, por lo que es mejor idear un plan bien formado que tenga en cuenta todo.

Inmediatamente, querrás contabilizar las primas de seguros de propietarios de viviendas, los impuestos sobre la propiedad y los pagos de préstamos (valor neto de la vivienda) en tu presupuesto mensual.

En la mayoría de los casos, el gasto más significativo al contratar un préstamo hipotecario es el pago inicial.

Pero muchas personas no se dan cuenta de que tienen que pagar un seguro hipotecario privado (PMI, por sus siglas en inglés) para garantizar que tu prestamista cubra todos los riesgos de la propiedad de la vivienda, ¡incluida la pérdida del trabajo y la ejecución hipotecaria!

El seguro hipotecario privado con una prima anual es de entre el 0,5% y el 1,5% del saldo de su préstamo, $83 a $250 por mes en un préstamo de $200,000.

Lo que debes hacer:

Para ayudarte a presupuestar, piensa más allá del pago mensual de la hipoteca e incluye impuestos, seguro de vivienda, facturas de servicios públicos y reparaciones.

Compara precios para obtener mejores ofertas en cobertura de seguro.

Finalmente, apunta a ahorrar al menos 1-3% del precio de compra de la casa cada año para los costos de mantenimiento.

Por último,

Con todas las consideraciones de comprar una casa, puede ser difícil saber por dónde empezar. Ahora que tienes estos conocimientos sobre los errores de compradores de casa por primera vez, ¡estás listo para comenzar a buscar tu primera casa y dar los primeros pasos hacia la propiedad de vivienda!

Mi nombre es Juan Cano y quiero ayudarte a que naveges este proceso sin cometer estos errores.

Si estás list@ para comenzar, comunícate ya mismo conmigo por WhatsApp haciendo clic aquí o llámanos en cualquier momento al (617)729-2967.

¡Comparte en Redes Sociales!

Facebook
WhatsApp
Email

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Skyline of Boston during the Fall, cover of Real Estate Juan Cano

Estás a un paso de suscribirte a nuestra Newsletter