5 trucos para vender una casa rápido en el 2023

1493 N Shore Rd, Revere

MA 02151

+1 (617) 230 - 1486

Nos encantaría hablar contigo!

Lunes - Viernes

8:00 am - 06:00 pm

5 trucos para vender una casa rápido en el 2023

Vender tu casa rápido suele ser lo más importante para la mayoría de los propietarios. Después de todo, es una gran inversión y uno de tus activos más importantes.

Hay muchas razones por las que podrías querer vender tu casa rápidamente. Entre ellas podría ser por un cambio de trabajo, una familia en crecimiento o simplemente querer reducir el tamaño. Sea cual sea tu motivo, si quieres cerrar la venta rápido, debes generar interés.

Los vendedores de casas que tienen prisa a menudo hacen la misma pregunta: ¿Cómo puedo generar interés y vender mi casa rápido, incluso en un mercado lento?

La respuesta está en crear más competencia entre los compradores potenciales. Cuantos más compradores interesados puedas atraer, mayores serán tus posibilidades de vender rápidamente y a un buen precio.

Aquí hay cinco formas de vender tu casa rápido, incluso en un mercado lento:

5 consejos comprobados para vender una casa rápido en el 2023

Cuando se trata de vender una casa rápido, debes elegir la estrategia de venta adecuada para ti. Si deseas vender tu casa rápidamente, debes ser realista acerca de tus expectativas y estar dispuesto a negociar.

Hay algunas estrategias de venta diferentes que puedes seguir.

Por ejemplo, si estás buscando vender tu casa rápidamente y por el precio más alto posible, debes listarla con un agente de bienes raíces. Esta opción te brinda la mayor exposición a compradores potenciales. Lo más importante es que contarás con el apoyo de un profesional para ayudarte durante el proceso.

Si estás dispuesto a vender tu casa por menos del valor de mercado, puedes venderla directamente a un comprador en efectivo. Esta opción es mucho más rápida que publicar con un agente, pero es probable que obtengas menos dinero por tu casa.

En última instancia, la mejor estrategia para ti depende de tus circunstancias. Si tienes prisa por vender tu casa, es posible que debas sacrificar algo de dinero. Pero si prefieres obtener el precio deseado, la mejor manera es listarlo con un agente de bienes raíces. En algunos casos, puede ser incluso más rápido de esta manera.

1. Encuentra el agente inmobiliario adecuado

Cuando estés listo para vender tu casa, debes encontrar un agente inmobiliario de confianza en el que puedas confiar. Será clave para fijar el precio de tu casa correctamente, comercializarla entre compradores potenciales y negociar la venta.

Un buen agente también te mantendrá informado durante todo el proceso y te ayudará con cualquier desafío que surja.

Tu agente de bienes raíces tendrá muchas técnicas de marketing bajo la manga para garantizar que la mayor cantidad posible de compradores potenciales vean tu propiedad. Esto puede incluir el uso de herramientas y métodos más tradicionales, como jornadas de puertas abiertas (open house).

Pero lo más importante, un agente de bienes raíces ya tiene una lista de compradores potenciales que esperan una nueva casa. Si estás interesado en vender tu casa, comunícate con nosotros.

¡Tener un excelente agente inmobiliario a tu lado hará que vender tu casa sea mucho más fácil y sin estrés!

[Artículo relacionado: 10 preguntas que debes hacerle a cualquier agente de bienes raíces al vender tu casa]

2. Ponle precio a tu casa de manera competitiva

El precio siempre es un factor clave al vender una casa, pero es imperativo estar al tanto de las tendencias del mercado local cuando se trata de vender una casa rápido.

Si el precio de tu casa es demasiado alto por encima de la competencia, es posible que los compradores ni siquiera le echen un vistazo.

El 99% de las casas que no se venden es porque fueron listadas demasiado caras.

Por otro lado, si tu casa tiene un precio significativamente más bajo que otras casas en el mercado, los compradores pueden estar preocupados de que haya algún problema con la propiedad.

La mejor manera de encontrar el precio correcto es consultar a un agente de bienes raíces. Los agentes están familiarizados con el mercado y tu área y pueden ayudarte a cotizar tu casa de manera competitiva. ¡Sin dejar dinero sobre la mesa!

Tu agente de bienes raíces te ayudará a establecer el precio de tu casa realizando un análisis comparativo de propiedades llamado “CMA” o análisis comparativo de mercado.

¿Qué es un CMA?

Un CMA compara tu casa con propiedades similares vendidas recientemente en tu área y con las que están actualmente a la venta. El propósito es poder ver cuál sería un precio justo.

También es útil tener en cuenta los precios típicos que piden los compradores en tu área. Ajusta tu precio de venta en función de lo que es popular en ese mercado. Si pones tu casa a la venta por $490,000, entonces corres el riesgo de perder compradores potenciales que buscan casas por menos de $450,000. No vale la pena pedir los $30,000 adicionales si menos compradores verán tu casa.

Otra opción a considerar es fijar el precio de la casa ligeramente por debajo de la competencia. Esto puede ser especialmente efectivo en mercados donde hay mucha competencia y los compradores buscan una oferta. Al fijar el precio de tu casa justo por debajo de la competencia, es más probable que generes interés y atraigas compradores potenciales.

Una vez que comprendas el valor de tu casa, puedes fijarle el precio correspondiente para garantizar una venta rápida y exitosa.

3. Deshazte del desorden y despersonaliza tu casa

El siguiente paso para vender una casa rápido es deshacerse del desorden y despersonalizarla. Esto ayudará a los compradores potenciales a ver la propiedad como un lienzo en blanco que pueden personalizar a su gusto.

Además, deshacerse del desorden hará que la casa se vea más espaciosa y acogedora, lo que puede ser un importante punto de venta.

Entonces, ¿cómo deshacerse del desorden y despersonalizar tu hogar?

Un buen lugar para comenzar es despejar cada habitación y eliminar cualquier artículo personal, como fotos familiares o recuerdos.

Algo tan simple como reorganizar los muebles puede hacer que tu hogar se vea más atractivo para los compradores y ayudarlos a moverse más fácilmente sin chocar con nada.

Si es necesario, guarda cualquier artículo voluminoso para evitar que las habitaciones parezcan más pequeñas de lo que son.

Una vez ordenado, puedes despersonalizar el espacio pintando las paredes de un color neutro y eliminando cualquier pieza llamativa o brillante.

Estos pasos ayudarán a que tu casa sea más atractiva para los compradores y aumentará la probabilidad de que se venda rápidamente.

Si deseas darle a tu hogar una ventaja adicional, invierte en un profesional que haga que los lugares se vean impecables. Un organizador de escenarios puede ayudarte a reorganizar los muebles y los accesorios para crear un espacio más atractivo donde los compradores potenciales puedan visualizarse a sí mismos.

Preparar tu casa antes de ponerla en el mercado puede ser costoso, pero la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR) estima que, en promedio, las casas preparadas se venden un 88% más rápido y por un 20% más que las casas no preparadas. Por lo tanto, si bien la inversión inicial puede ser mayor, podrías ver un mayor retorno de tu inversión a largo plazo.

Las fotos de tu propiedad son clave.

Tomar fotografías profesionales de tu casa es imprescindible en este proceso. Las imágenes serán la primera impresión que tendrán los compradores. Por ello, recomendamos tomarlas después de despejar y despersonalizar el inmueble.

Recuerda… Ordenar y despersonalizar son pasos esenciales para preparar una jornada de open house exitosa

[Artículo relacionado: ¿Cómo hacer un open house? 8 Tips para vendedores]

4. Aumenta el atractivo exterior de la propiedad

Mucha gente no se da cuenta de lo importante que es el atractivo exterior cuando se trata de vender una casa. Las primeras impresiones lo son todo.

Si a los compradores potenciales no les gusta lo que ven cuando llegan a su casa por primera vez, es probable que sigan conduciendo. Por eso es tan importante trabajar en el atractivo exterior de la casa de todas las formas posibles.

En primer lugar, echa un vistazo a tu paisajismo. ¿Está el césped bien cuidado y libre de malas hierbas o plantas demasiado grandes? ¿Están limpios los macizos de flores? Si no, tómate un tiempo para arreglar el jardín. Los setos recortados, las flores coloridas y un césped verde y libre de malezas pueden aumentar el atractivo exterior de tu hogar.

A continuación, echa un vistazo al exterior de tu casa. Una nueva capa de pintura puede contribuir en gran medida a causar una buena primera impresión. Si no tienes tiempo para volver a pintar toda la casa, considera pintar la puerta principal. ¡Creéme que marca la diferencia!

También puedes cambiar los números de tu dirección o las manijas de las puertas por reemplazos más nuevos y atractivos.

Asegúrate de que el camino que conduce al porche esté limpio y sea seguro. Una entrada desordenada o insegura puede ser un desvío para los posibles compradores. Por lo tanto, es esencial asegurarse de que el camino desde la acera hasta el porche esté limpio y en buen estado. Esto incluye enderezar los caminos irregulares y podar los arbustos.

Tener una entrada ordenada y presentable puede ayudar a los compradores a concentrarse en la apariencia de la casa cuando se acerquen a ella.

¡Recuerda cambiar tus bombillas!

Esto es especialmente importante si planeas mostrar tu casa más tarde en el día o durante el invierno.

Al tomarte un tiempo para aumentar el atractivo exterior de tu casa, puedes hacer una gran diferencia en la rapidez con la que se vende tu casa. Un exterior de la casa bien cuidado y atractivo indica a los compradores potenciales que has cuidado la propiedad. Y también los hará sentir que el interior de la casa está igual de bien mantenido.

Una buena primera impresión te ayudará a vender tu casa rápidamente, así que asegúrate de que la tuya sea fantástica.

5. Repara rápidamente cualquier daño

Cuando intentes vender tu casa, no tendrás tiempo para ninguna renovación importante. Por lo tanto, es importante concentrarse en reparaciones rápidas que aborden cualquier cosa que pueda disuadir a los compradores potenciales. Esto significa arreglar cualquier cosa que pueda aumentar el valor de la casa.

Pero deseas gastar solo un poco de dinero en reparaciones que puedes recuperar cuando vendas la casa.

Entonces, ¿cómo puedes reparar rápidamente cualquier daño en el hogar para ayudar a que se venda rápido?

Una opción es centrarse en las reparaciones cosméticas.

Estas reparaciones harán que la casa se vea mejor, pero es posible que no solucionen ningún problema importante. Por ejemplo, pintar las paredes que se vean desgastadas. O reemplazar cualquier piso dañado. Estas reparaciones pueden marcar una gran diferencia en el aspecto de la casa, pero no costarán mucho dinero.

Otra opción es concentrarse en las reparaciones que harán que la casa sea más funcional.

Estas son reparaciones que arreglarán las cosas que están rotas. Por ejemplo, reparar cualquier gotera en el techo. O bien, arreglar las ventanas rotas. Estas reparaciones pueden ser más costosas, pero harán que la casa sea más atractiva para los posibles compradores.

Entonces, ¿cuál es la mejor opción para ti? Depende de tu situación. Si deseas obtener la opinión de un agente inmobiliario, haz clic aquí.

[Artículo relacionado: Remodelación de casas: Lo que no necesitas cambiar para vender]

BONUS: agrega un poco de glaseado al pastel

Agregar un incentivo a la casa y el trato lo hará más atractivo para los compradores.

Un incentivo común es ofrecer pagar una cierta cantidad de los costos de cierre del comprador. Esto puede ser un porcentaje de los costos totales de cierre o una cantidad fija en dólares.

Otro incentivo es ofrecer una garantía de vivienda, que puede brindar al comprador la tranquilidad de saber que las reparaciones mayores estarán cubiertas por un período determinado.

Algunos vendedores también ofrecen pagar por adelantado los impuestos sobre la propiedad o el seguro de propiedad durante uno o dos años. Otros pueden ofrecer hacer mejoras cosméticas a la casa, como pintar o instalar pisos nuevos.

Cualquiera que sea el incentivo, debe ser algo que haga que el comprador tenga más probabilidades de elegir tu casa en lugar de otra.

Estos beneficios adicionales pueden marcar una gran diferencia en si un comprador decide o no continuar con una compra. A los compradores les encanta recibir algo extra. Puede marcar la diferencia para lograr que firmen el trato. Entonces, si estás buscando cerrar el trato rápidamente, considera agregar un poco más de sazón a la mezcla.

Por último, al querer vender una casa rápido:

El plazo para cerrar una casa en venta puede variar según varios factores, incluido el tipo de venta (ej., venta en efectivo, venta hipotecaria), la situación financiera del comprador, la motivación del vendedor y el mercado inmobiliario local. Sin embargo, es posible cerrar la venta de una casa en unas pocas semanas.

Vender una casa rápidamente es posible, pero requiere un poco de esfuerzo por parte del propietario. Trabajar con un agente inmobiliario diligente es clave para vender una casa rápido. Tu agente te representará ayudándote a promocionar la casa a compradores potenciales y negociando el mejor precio.

El propietario también debe estar preparado para hacer algunas reparaciones necesarias y organizar la casa de una manera que sea atractiva para los compradores. Con un poco de esfuerzo y la ayuda de un agente de bienes raíces, es posible vender una casa rápidamente.

Comencemos el proceso hoy si planeas vender tu casa. Obtén una consulta gratuita llamándonos al (617)729-2967 o haciendo clic aquí.

¡Comparte en Redes Sociales!

Facebook
WhatsApp
Email

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Skyline of Boston during the Fall, cover of Real Estate Juan Cano

Estás a un paso de suscribirte a nuestra Newsletter