3 Beneficios de tener tu casa propia que capaz no sabías 3 Beneficios de tener tu casa propia que capaz no sabías 3 Beneficios de tener tu casa propia que capaz no sabías 3 Beneficios de tener tu casa propia que capaz no sabías

1023 Winthrop Ave Revere

MA 02151

+1 (617) 230 - 1486

Nos encantaría hablar contigo!

Lunes - Viernes

8:00 am - 06:00 pm

3 Beneficios de tener tu casa propia que capaz no sabías

Hay algo especial en ser dueño de tu propia casa. Es sin duda la inversión que uno puede hacer que nos dará tranquilidad durante años. 

Comprar una casa es el resultado después de un arduo trabajo constante, ahorro y preparación adecuada con el agente de bienes raíces adecuado.

Es probable que tu casa se aprecie con el tiempo, brindándote un sólido retorno de inversión. Para algunos, es la realización del Sueño Americano: ser dueño de una propiedad que es verdaderamente suya. Otros consideran que comprar su primera casa es una inversión que vale la pena desde un punto de vista práctico.

Cualquiera que sea la razón, no se pueden negar los beneficios de ser propietario de una casa. Algunos beneficios de ser propietario de una vivienda incluyen estabilidad financiera, estatus social y más oportunidades para generar capital.

Si no sabes si ser propietario de una vivienda es adecuado para ti, conocer más acerca de los beneficios exclusivos de ser propietario de una vivienda puede ayudarte a tomar una decisión.

1. Beneficios financieros de comprar una casa:

Hay muchos beneficios financieros para ser propietario de una vivienda. Quizás el beneficio más obvio es que tienes un lugar que puedes llamar tuyo. No estás pagando alquiler a un arrendador, por lo que tienes más dinero para ahorrar o gastar como te plazca.

Cuando pagas el alquiler, estás pagando la hipoteca de otra persona. Sin embargo, pagarás tu propia hipoteca después de comprar una casa. Lo bueno es que podrías hacer lo mismo que hace tu arrendador: ¡tener a otra persona pague tu hipoteca!

Si alquilas una habitación o una unidad en tu casa (si es multifamiliar), puedes cubrir los pagos de tu hipoteca e incluso obtener ganancias.

Suena bien, ¿verdad?

Regístrate para una consulta gratuita para aprender más sobre esto.

Entre los beneficios financieros de ser dueño de una casa podemos encontrar los siguientes:

a) Cuota fija de hipoteca

Cuando eres dueño de una casa, tienes un pago hipotecario mensual fijo que puedes presupuestar. Esto te da una sensación de seguridad y estabilidad que el alquiler de una casa no puede proporcionar.

Además, recuerda que al pagar una hipoteca, estás invirtiendo en algo que es tuyo. El dinero del alquiler es un gasto que solo desaparece. Sin embargo, el dinero para tu propia hipoteca te está comprando una propiedad (que con el pasar del tiempo valdrá más) y aumentando tu lista de activos.

b) Creación de patrimonio

Ser propietario de una casa también puede ayudarte a generar capital. La equidad de una casa es su valor como activo. A medida que realizas los pagos de la hipoteca y el valor de tu casa aumenta, aumenta tu capital. Puedes acceder a este capital a través de un préstamo con garantía hipotecaria o una línea de crédito, que puede brindarte efectivo adicional para gastos importantes o emergencias.

c) Buen historial crediticio

Comprar una casa puede ayudarte a construir un historial de crédito sólido. Cuando eres dueño de una casa, eres responsable de hacer los pagos mensuales de la hipoteca a tiempo. Esto les muestra a los prestamistas que eres un prestatario responsable y puede ayudarte a calificar para mejores términos de préstamo en el futuro.

Puede ser un desafío obtener la aprobación para la casa de tus sueños con las siete habitaciones, el espacio del gimnasio o incluso la piscina en este momento. Pero recuerda que tienes que empezar desde algún lado. Después de pagar constantemente la hipoteca de una casa, tus probabilidades de calificar para una casa más grande aumentan sustancialmente.

Además, el interés que pagas en tu hipoteca es deducible de impuestos, lo que te permite ahorrar dinero en el momento de los impuestos.

d) Exenciones fiscales

Otro beneficio financiero de ser propietario de una vivienda es que puedes aprovechar ciertas deducciones fiscales. Por ejemplo, puedes deducir el interés que pagas por tu hipoteca de tus impuestos federales sobre la renta. Esto puede ahorrarte una cantidad significativa de dinero cada año.

En general, hay muchos beneficios financieros para ser propietario de una vivienda. Puede brindarte un lugar para llamarlo propio, ayudarte a generar capital y brindarte ventajas impositivas. Si estás considerando comprar una casa, asegúrate de hablar con un agente de bienes raíces profesional para ver si es la decisión correcta para ti.

2. Ventajas sociales de la propiedad de vivienda:

La propiedad de vivienda tiene varios beneficios sociales. Puede ayudar a crear comunidades estables y fuertes y proporcionar a las personas y familias un sentido de orgullo y logro.

La propiedad de vivienda también puede ayudar a construir cohesión social, ya que los vecinos se unen para ayudar a mantener y mejorar su entorno de vida compartido.

Los beneficios de ser dueño de tu propia casa también se extienden a tu salud. Los estudios han demostrado que ser propietario de una vivienda está asociado con una mejor salud mental y física, niveles más bajos de estrés y una mayor satisfacción con la vida.

Además, ser propietario de una vivienda brinda oportunidades para la interacción social y la participación en la comunidad. Todos estos factores pueden conducir a una mejor salud y bienestar.

Además, ser propietario de una vivienda puede brindar oportunidades para la interacción social, la creación de redes y la transferencia intergeneracional de conocimientos y recursos.

Finalmente, ser propietario de una vivienda puede ayudar a crear un sentido de lugar, apego y pertenencia, promoviendo el bienestar individual y comunitario.

3. Beneficios fiscales de la compra de una vivienda:

Los beneficios fiscales de ser propietario de una vivienda son numerosos y pueden ser extremadamente valiosos para los contribuyentes. Algunos de los beneficios más comunes incluyen la deducción de intereses hipotecarios, la deducción de impuestos sobre la propiedad y la exclusión de ganancias de capital.

Estos beneficios pueden ahorrarles a los propietarios miles de dólares cada año y pueden ser un factor importante para decidir si comprar o no una casa.

a) Deducción de intereses hipotecarios

La deducción de intereses hipotecarios es uno de los beneficios fiscales más conocidos de la propiedad de vivienda. Esta deducción permite a los contribuyentes deducir los intereses pagados en su hipoteca de su base imponible. Esto puede ser un ahorro sustancial.

b) Deducción del impuesto predial

La deducción del impuesto sobre la propiedad es otro beneficio importante, ya que permite a los contribuyentes deducir la cantidad de impuestos sobre la propiedad pagados de sus ingresos imponibles. Si realizas mejoras en tu hogar, es posible que también puedas deducir el costo de esas mejoras de tus impuestos. Esta deducción también puede ahorrarles a los propietarios miles de dólares cada año.

c) Exclusión de ganancias de capital

La exclusión de ganancias de capital es otro beneficio fiscal importante de la propiedad de vivienda. Si vendes la casa en donde estás viviendo, no tendrás que pagar impuestos al momento de venderla. Sin embargo, si tienes un multi-family y vives en una unidad mientras rentas las otras, en ese caso si tendrías que pagar impuesto sobre las ganancias de las unidades rentadas.

Nota importante: Existe una manera de que no sea necesario pagar los impuestos sobre las ganancias de las unidades que rentaste en tu casa si utilizas ese dinero para comprar otra propiedad. Esto se debe a la sección 1031 de la Ley de Impuestos Internos, donde se permite a un vendedor retrasar el pago de impuestos sobre un bien inmueble vendido para obtener ganancias de capital al intercambiarlo por otro bien inmueble de un valor más alto.

d) Renta imputada

Cuando eres dueño de tu propia casa, en realidad te estás pagando a tí mismo “alquiler imputado”, es decir, el alquiler que de otro modo le estarías pagando a un arrendador. Esta renta imputada no está gravada, lo que reduce tu ingreso imponible.

Los beneficios fiscales de ser propietario de una vivienda son numerosos y pueden ser extremadamente valiosos para los contribuyentes. Estos beneficios pueden ahorrarte miles de dólares cada año y pueden ser un factor importante para decidir si comprar o no una casa.

Ahora echemos un vistazo a algunas diferencias entre ser dueño de una casa y alquilar una.

Propiedad frente a alquiler

Hay muchos aspectos en los que ser propietario es mejor que alquilar.

  1. Libertad

Para empezar, cuando eres dueño de tu propia casa, tienes la libertad de hacer los cambios o mejoras que desees.

No estás sujeto a la aprobación de un arrendador y puedes adaptar tu hogar a tus necesidades y gustos específicos. Además, como propietario de una vivienda, con el tiempo acumularás capital en tu propiedad, lo que puede ser un activo valioso. Por otro lado, los inquilinos no tienen capital en sus unidades de alquiler.

  1. Consistencia

La propiedad de vivienda es un gasto mucho más predecible que el alquiler. Cuando eres dueño de una casa, sabes exactamente cuánto será el pago mensual de tu hipoteca.

También sabes que tus impuestos sobre la propiedad y los pagos del seguro se mantendrán iguales cada año. Con el alquiler, por otro lado, sus pagos mensuales pueden aumentar inesperadamente si tu arrendador decide aumentar el alquiler.

Además, como propietario, puedes mejorar tu propiedad para aumentar su valor. Cuando alquilas, cualquier mejora que hagas beneficiará al propietario, no a ti.

Finalmente, ser dueño de una casa te brinda una sensación de estabilidad y seguridad que simplemente no puede brindarte el alquiler.

  1. Compromiso

Uno de los más importantes es que infunde un sentido de compromiso en el dueño de casa. Tu estás comprometido con el cuidado y mantenimiento cuando eres dueño de tu casa. Esto incluye todo, desde pagar la hipoteca y los impuestos sobre la propiedad hasta arreglar las fugas y pintar las molduras.

Por otro lado, alquilar no requiere el mismo nivel de responsabilidad. El propietario es responsable de la mayoría de las reparaciones y el mantenimiento, y el inquilino generalmente solo es responsable de pagar el alquiler y mantener limpia la unidad. Esta puede ser una buena opción para las personas que no quieren la molestia de ser dueños de una casa, pero no brinda el mismo sentido de propiedad y responsabilidad.

  1. Seguridad

Otra ventaja de ser propietario de una vivienda es que tendrás más estabilidad y seguridad que si estuvieras alquilando. El pago mensual de tu hipoteca puede ser similar a lo que pagarías de alquiler, pero es un pago fijo que no aumentará con el tiempo como suele ocurrir con el alquiler. Y podrás quedarte en tu hogar todo el tiempo que desees, siempre que te mantengas al día con los pagos de tu hipoteca.

Por otro lado, los inquilinos pueden ser desalojados con poco aviso si el propietario decide vender la propiedad o hacer otros cambios.

Además, si finalmente vendes tu casa, es posible que puedas excluir algunas de las ganancias de capital de la venta de sus impuestos como mencionamos anteriormente. Estos son solo algunos ejemplos de cómo ser propietario de una vivienda puede ser mejor que alquilar.

[Artículo relacionado: ¿Es mejor comprar o alquilar una casa?]

Cómo tomar una decisión inteligente de compra de una casa

Al comprar una casa, hay muchas cosas a considerar, no solo el precio. Aquí están las 10 preguntas más importantes para ayudar a determinar lo que puedes pagar y cuánto te costará una casa a largo plazo.

  1. ¿Cuánto puedes gastar? Esto incluye el precio de compra y los costos de propiedad, como impuestos a la propiedad, servicios públicos y mantenimiento.
  2. ¿Para qué tipo de hipoteca puedes calificar? Esto dependerá de tus ingresos, deudas y puntaje de crédito.
  3. ¿Cuánto necesitarás para el pago inicial? Esto suele ser el 20% del precio de compra, pero es posible que puedas calificar para un pago inicial más bajo(3-5%) si eres un comprador de vivienda por primera vez. Consulta las hipotecas sin pago inicial que Bank of America lanzó recientemente.
  4. ¿Cuáles son los costos de cierre? Estas son las tarifas asociadas con la compra de tu casa, que van del 2 al 5% del precio de compra.
  5. ¿Cuánto puedes esperar pagar en intereses? Esto dependerá de la tasa de interés de tu hipoteca y el plazo (duración) de tu hipoteca.
  6. ¿Hay alguna implicación fiscal? Debes discutir esto con tu contador o asesor fiscal, ya que es posible que existan exenciones fiscales disponibles para compradores de vivienda por primera vez o viviendas que se consideran energéticamente eficientes.
  7. ¿Cuáles son tus imprescindibles? Haz una lista de las cosas que no son negociables para ti en una casa, como una cierta cantidad de habitaciones o una determinada ubicación.
  8. ¿Cuáles son tus preferencias para una casa? Considera cosas como el tamaño de la casa, el diseño, el tamaño del lote, etc.
  9. ¿Cuál es tu línea de tiempo? ¿Estás buscando comprar una casa de inmediato, o tienes la flexibilidad de esperar a que la casa perfecta salga al mercado?
  10. ¿Cuál es tu situación financiera? ¿Tienes el efectivo para comprar una casa directamente o necesitarás financiar la compra?

Hacerte estas preguntas te ayudará a reducir tu búsqueda y encontrar el hogar perfecto para ti  y tu familia.

Para concluir la lista de beneficios de tener tu casa…

Si ser propietario de una casa está en tu lista de deseos, conocer los beneficios de ser propietario de una casa puede ayudarte a tomar una decisión informada. Ser propietario de una vivienda conlleva una gran responsabilidad, pero también puede proporcionar estabilidad, exenciones fiscales y la oportunidad de generar equidad.

Aprender acerca de las ventajas de ser propietario de una vivienda puede ayudarte a tomar una decisión informada sobre si ser propietario de una vivienda es adecuado para ti o no.

Nota: La mayoría de los economistas predicen un fuerte aumento de los alquileres en 2023. Es probable que el mercado inmobiliario también favorezca a los compradores ahora.

Ahora que conoces los beneficios de ser dueño de una casa. ¿Estás considerando comprar una? Has venido al lugar correcto. Ahora puedes comprar la casa de tus sueños con nuestro apoyo y orientación.

Para obtener información sobre las condiciones actuales del mercado en tu área y para determinar si ahora es el momento adecuado para comprar una casa, habla con un agente inmobiliario experto.

Programa tu consulta gratuita a través de nuestro Calendly o llámanos en cualquier momento al (617)729-2967.

Real Estate Juan Cano, Agentes de Real Estate en Español

¡Comparte en Redes Sociales!

Facebook
WhatsApp
Email

Leave a Comment

Your email address will not be published.